Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

lunes, 1 de noviembre de 2010

Esclavo de tu Ausencia



Esclavo de tus ansias
esclavo de tu ritmo
esclavo del reloj
que te gime en el pecho
esclavo soy de tus paisajes
de tus hondas cascadas
de tus mundos submarinos
de tus simas estelares
Esclavo soy de tus jardines
aromados de jazmines
y curtidos de amapolas
y hasta el bellaco tabaco
se enseñorea entre tus dedos
luciendo cual joya diamantina
incrustada con rubíes

Un buen fin tu me auguras
pero linda,
¿cuál buen fin puedo esperar
si soy presa de tu ausencia?

sábado, 9 de octubre de 2010

Morir naciendo


Es ilusión todo lo que vivimos
es tan solo la sombra de un momento
es solo sueño burla y aspaviento
porque empezamos a morir cuando nacimos.

Hacia la bruma ya nos dirigimos
con paso lento y sostenido y lento
cargando a cuestas; cual bulto, el lamento
de que empezamos a morir cuando nacimos.

La vida sigue su senda entre arrimos
hacia el sereno y cándido y friolento
minuto exacto del último aliento
y es que empezamos a morir cuando nacimos.

Alguna vez confiados nos sentimos
cuando brilla esperanza en nuestra vida
y sabemos lejana la partida
y es que gozando de una paz febrida
y de un hermoso y tierno firmamento
nos olvidamos del locuaz tormento
de estar muriendo desde que nacimos

domingo, 3 de octubre de 2010

Desnudo



Estoy desnudo ante tus ojos
estoy desnudo ante la vida
desnudo, desnudo, desnudo
en mis sueños desnudo
bajo tu aliento desnudo
bajo la llama de tu brasa desnudo
desnudo e indefenso ante el clamor de tu amorío
desnudo y tiritando ante tu mirada inquisitiva
desnudo y cabizbajo ante tu sonrisa perversa
desnudo y más desnudo...
tan desnudo como invisible y diminuto...

Abrázame ya
cobíjame en tu cuerpo de chaleco antibalas
antes de que estalle el tiroteo de expectativas,
y exigencias y condiciones  y temores y desplantes
 y excesivas  palabras…


sábado, 18 de septiembre de 2010

Vicisitudes



Vicisitudes
Clandestinas
Subversivas
Despiadadas
Cariñosas
Elocuentes
Silenciosas

Son clamores de alboradas
que se vuelcan sobre ocasos;
son ocasos inerciales
que descienden sobre plumas
de gaviotas malheridas.

Son gotitas de rocío
cuando empañan las mejillas
y sonidos de campanas
cuando inundan las sonrisas.
Son llameantes fogaradas
parturientas de Universos
son moléculas vibrantes
persiguiéndose entre sueños.

Son señuelos, son señales, son siluetas
impalpables deslindando nuestros versos.
Son verdades que se juzgan y mentiras silenciadas
-la penumbra yace inerte y las luces se atenúan-
Son perdones exigidos, son perdones mendigados
y suspiros sin aliento  y denuedos sin suspiros.

Vicisitudes
montaraces y rebeldes,
liberadas, sometidas,
enlazadas, desunidas
-ideales, componendas-
reparadas y destruidas…

Ciudad


Ciudad que duermes los sueños de un ocaso
ciudad  que esperas promesas de un acaso
ciudad tranquila, serena, conciliada
que espera inerte la última estocada.

Ciudad que guardas tu última promesa
ciudad que pones tu pan sobre mi mesa
ya no recuerdas la paz que atesorabas
cuando paseabas, paseabas y paseabas.

Ciudad de lunas quitadas al celeste
ciudad desnuda curtida por la peste
a dónde van tus llantos de papel
de dónde vienen tus risas de oropel.

Ciudad pujante, vibrante, arrolladora
con prisas siempre, volando a toda hora;
ciudad soberbia y falta de energía
sudando sangre, terror, melancolía
y respirando el humo de automóviles
en dónde están los sueños que; inmóviles,
nos prometías antes de haber nacido.
A dónde fue tu suelo prometido…

jueves, 2 de septiembre de 2010

Caracas Letal


Caracas mortal
de noches de atraco
secuestros Express
y ajustes de cuentas.


Caracas fatal
de noches de espanto
se escuchan disparos
y llantos y llantos.


Mataron a Ubaldo
de un tiro en el pecho
por cinco bolívares
en frente a su casa,
en frente a su madre.


A Piero le dieron
dos tiros de gracia
el uno en el pecho
el otro en la pierna,
pero no se ha muerto,
lo salvó el celular.


Caracas fractal
desorden y caos
callados estamos
silentes nos vamos.


A quién tocará
la nueva ruleta,
el parte de guerra
ya es semanal.


Infiernos de pólvora
y toques de queda
jamás decretados
acosan doquier.


Caracas letal
ciudad clandestina
en donde la vida
no vale un centavo.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Telenovelas


Telenovela 1

Las mujeres lloran
Y los hombres gritan

Telenovela 2
Cornamentas van
Cornamentas vienen

Telenovela 3
Cenicienta
Por enésima vez

Telenovela al fin

Te lo ruego
Te lo suplico…
Mosquita muerta
y más llantén




-¡Eres una cualquiera!-
¿Y qué más podría ser?
¡Cualquierízate!

domingo, 22 de agosto de 2010

Hoy (Lucy la australopiteco)



Hoy
solamente hoy,
justamente hoy
estoy
borracho de impertinencias,
estoy
beodo de hostilidades,
alcoholizado ad extremus
de chismografía barata.

Por eso
hoy
solamente hoy,
justamente hoy
quiero vestirme de australopiteco
para no entender
o para entender nada.

Lucy
graciosa Lucy,
preciosa Lucy
ven a mí;
salvaje, peluda y resplandeciente,
a devolverme mi forma primordial y primigenia
de macho adusto e instintivo;
quiero de vuelta mis afilados y largos incisivos,
y mi pelaje alfombrado.

Me comeré el continente
de un sólo bocado;
aunque me quede atragantado....

Caracas futura


Cristalinas son las aguas
que hoy ondulan nuevamente
en la Laguna de Catia.
El río Guaire baja fiero y soberbio
desde su cabecera, donando sus pulcras aguas
al valle verdiazul que le besa las caderas.
Las lomas y colinas asoman su frondosa mirada
buscando un avatar o un mensajero
que lleve sus más íntimos secretos
al altivo y soberbio pico que las enfrenta.

Ávila silvestre y despojado de vilezas,
al fin reposas
de una humanidad destructora e implacable
pues ya son más de cien mil años
que La Tierra se quedó sin humanos…

sábado, 21 de agosto de 2010

Clavado a la cruz de los segundos


Clavado a la cruz de los segundos
escucho el tronar de los tambores
en cielos aturdidos por clamores
y sueños y esperanzas y temblores.
Si buscas ajetreo cotidiano
encuentras la cesura de la historia;
si buscas una pausa silenciosa
te abate el estruendo citadino
que quiere entretejerte con su escoria

Clavado a la cruz de los segundos
escucho el tañer de las campanas
en torres profanadas por palomas
carentes de mensajes o de paz
Si buscas el sosiego lugareño
te hallas en medio de una jungla,
si buscas a las fieras del ayer
solo hallas el silencio de una tumba
postrada ante otro amanecer.

Yo busco gravedades planetarias,
el fuego legendario de las novas,
la honda oscuridad de la materia
la hueca hostilidad de la energía.
Y quiero balancearme con las cuerdas
aun  cuando tan sólo sean teoría.

Tarzán cuasi-estelar y super-cósmico
sin más león que nebulosas
sin más bestia que galaxias
sin más que un hoyo negro por morada,
yo busco un baricentro que elimine
mis dudas, mis creencias, mis demoras
y logre perpetuarme finalmente
verdades tan serenas como sólidas.

Y encuentrome la nada silenciosa
vacía, titilante, temerosa
reacia, vulgar y melindrosa
buscando acariciar la poca cosa
que queda de mi fuga y mis fatigas.
Y sólo en mis fatigas y mi fuga
se esconde la mitad de mi apellido.
Que Santo, ni que santo, ya no hay santos
ni sueños, ni el consuelo del olvido
por eso es que desmiento lo que digo
por eso es que digo lo que siento.


Brutal paradoja inconsecuente
se ríe de mi vida y de mi mente
y yo, degradado y maldecido
en pleno plan de observador
me quedo perplejo y aturdido
cobarde, silente y aterido
mirando cual fuera espectador.