Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

lunes, 17 de octubre de 2011

Ese Beso



Caminando mis huellas digitales
por las pieles sobrenaturales
de sueños de amor y romance
tropezaron con un percance
inadvertido por mi pasión,
tropezaron con la emoción
que dejó tu beso ardiente
sembrado como simiente
en mis labios campesinos.

Y regado por los vinos
de tus caricias serenas
ese beso floreció
dando frutos siderales
que saboreo aún ahora
mi fascinante señora.

Y tu ausencia no ha servido
para entregarle al olvido
ese beso que dio frutos
y sigue exigiendo tributos
a mi enjuto corazón
arraigado en la memoria
de tantos días de euforia
en que perdí la razón.




Me Amanece



De nuevo amanece en mi taza de café
me fumo tres minutos más de mi vejez
y miro sin mirar por la ventana hacia los cerros
buscando un no se qué que empañe este silencio.


Y luego un azulejo me saluda aleteando
es un saludo triste de un triste solitario
que viaja entre las nubes queriéndose esconder
de soles y de lunas y estrellas a granel.


Aquella mariposa que roba las cenizas
del polen de las flores curtido por las brisas
me llama la atención sin yo saber por qué;
tal vez por la canción aquella que decía
de un viejo mariposa soñando ser delfín
tal vez, quizás ...por fin
reencuentre mi sonrisa
aquella que perdí buscando una caricia,
siguiendo una ilusión tan dura como el muro
aquel que quiso hacerme un hombre delincuente
y ahora que lo pienso y sumérjome en mi mente
no encuentro aquel evento que hiciérame inseguro
no encuentro aquel momento tan agrio y tan oscuro...


De nuevo me amanece en medio de pupilas
y tengo puestas pilas
que no se agotarán...


no importa el que dirán

martes, 7 de junio de 2011

Nada qué decir


No tengo nada que decir
por eso callo
y el silencio me abraza y configura
me da color substancia forma y fondo
figura y sepultura
y me cobra a cien sonrisas el minuto
a mil lágrimas la hora
y a dentelladas exprime mi soledad hasta su última esencia.

No tengo nada que decir
por eso entrego
mi aliento a la estratosfera insolente
e inspiro vaguedades incoherentes
y espiro tornados y huracanes

No tengo nada que decir
por eso callo

Imagen tomada de Google Imágenes


sábado, 28 de mayo de 2011

Azul Misterio


Azul misterio
¿quién busca soledades en un barrio?
el cielo es monasterio
del canto embellecido del canario.
No hay orbe más lejano que el interno
ni viaje más difícil que el destino
por eso es que no busco ya un camino
ni creo en comunión ni en nada eterno

domingo, 6 de febrero de 2011

Amor Idealizado



La poesía surge de la imaginación
y fluye indetenible desde las cabeceras de la fantasía
sublimándolo todo a su paso,
idealizando
embelleciendo.

Y es aquí donde reside
la peor MALDICIÓN de poetas y poetisas:
Y me pregunto si en verdad te amé;
o si en cambio, adjudiqué
mi ideal de mujer
a tu vívida presencia;
poniéndolo en tu rostro
como una máscara de cera,
vistiéndolo en tu cuerpo
como un disfraz iluminado.

Y temo haberte idealizado,
y  nunca haberte conocido,
y me horrorizo en silencio
ante la posibilidad remota
del ingente crimen de no haber amado
mas que un ideal, una sombra, el fantasma
de una mujer inexistente;
que tuve la osadía
un día
de adosarlo a tu límpida mirada,
y ceñirlo a tu cálida sonrisa…

Perdón te pido, MUJER
si ese fuera el caso,
perdón me pido yo mismo
si tantas veces caí en mi propia trampa
repitiendo eternamente el craso error…

Y en fin de cuentas:
¿A quién amamos?
¿Acaso a la Dama que desvive nuestros brazos
o al IDEAL cincelado en su figura?
¿Acaso a la amante con defectos y virtudes?
¡o a nuestro IDEAL reflejado en su silueta!

sábado, 5 de febrero de 2011

Flor y Riego



Florecido el desierto de tu enagua
por el riego de mi amor incomprendido
he perdido mas perdiendo he ganado
has ganado; mas ganando ¿no has perdido?

Noche Citadina



El gato maúlla sobre el tejado,
el perro ladra desde la esquina,
la dama escucha, mira y camina,
la noche gime como el pasado.

Sobre la acera, muy asustado
hay un mendigo que contamina
con su colilla. La nicotina
presto se eleva en aire pesado.

En un burdel, vida extenuada,
y en hospital, vida pausada,
vida que teme y vida naciente
y alguna vida que es deficiente.

En una calle casi olvidada
nadie se entera, nadie es testigo
del tiroteo y su eco creciente.

Ciudad dormida, ciudad cansada
ciudad que tiende su negro abrigo
mas no defiende si es inocente.

Ciudad atea, ciudad de Dios
tu sueño es siempre un ambivalente
con tantos holas y un solo adiós.

jueves, 3 de febrero de 2011

El Dragón (el que tenga cola de paja que se la sople)



Las caracolas se esconden bajo la arena
y esquivas, tratan de sobrevivir dejando su legado
pero hay depredadores al asecho
pero hay envidias facinerosas tendiendo su emboscada
pero hay flamígeras hambrunas asesinas asediando toda playa
y perversos vampirismos clamando juicios y venganzas
y el inocente vuelve a saborear la amargura del cadalso
y el inocente despreciado, lapidado, mutilado y torturado nuevamente
calla como hicieran sus ancestros
calla como hicieran tanto héroes como mártires
mas YO NO CALLO

¡YO NO!

Cada quién se haga su rumbo con los callos de sus manos
cada quién abrace vocaciones falsas o sinceras
cada quién se esfuerce por abrir los portones de la luz
o prefiera permanecer entre tinieblas
si nadie me hostiga dejaré al Universo aplicar sus leyes sempiternas
-semejanza y compensación-
mientras yo, tan mansito como abeja miraré para otro lado
pero no quieran entrar en la guarida del dragón
ustedes las harpías de las lenguas desleales
porque las desplumo con el fuego de mi verso y mi poema

miércoles, 2 de febrero de 2011

Soledades



En esta tarde ya moribunda
de desayunos inusitados
abren sus puertas los devorados
y los conjuros desposeídos
cubren de embustes a los caídos.
Nadie pregunta nadie responde
nadie razona el por qué ni el dónde
nadie se asoma nadie se expone
nadie se enfrenta nadie se opone.
Estamos solos como el silencio
como el silencio callamos todos
estamos solos desde el principio
y el espejismo de hordas tribales
tras el espejo está reservado
cargas grupales de soledades
son los enjambres de humanidades
son las manadas de veleidades.

Y solos estamos cada segundo
Y solos venimos de no sé donde
 y solos nos vamos; no sé para qué
y el alma bulle
y el alma rueda
en una tumba de piel silente
 y los bullicios son pedernales
que no dan chispas sino glaciares
 y todo suda su laxa hora
y todo llueve su negra aurora
y así me embarco en un naufragio
con la esperanza de tierra nueva
 ¿será la vida cual firmamento
que desdibuja novas y bestias?
¿o será acaso constelación
de nueva trova y vieja canción?
es que arrastrando ando el pellejo
que me hace sombra y guarda mi entraña
 ya  no sé dónde he de encontrar
la luz del alma que no desnudo
 hablo y soy mudo
oigo y soy sordo
miro y soy ciego
en este día tan veraniego
hace calor mas frío siento
 tierras adentro, mares remotos
 todo mi yo se encuentra roto
 despedazado
 algo nublado
algo cansado
muy fatigado
-¿equivocado?-
 pero las brisas traen los aromas
 de los jazmines y los claveles
 y tengo fe en que tendremos
 nuevos eventos, nuevos paisajes
 nuevas fronteras sin tantos peajes

jueves, 27 de enero de 2011

Los Niños Invisibles






Los niños invisibles
magullados, orfanados, escondidos, extraviados,
no recuerdan a sus padres ni remembran ya su infancia
pues han sido ultrajados tantas veces tantas veces
que no encuentran el camino para su emancipación.

Esos niños invisibles
humillados, malheridos, maltratados, malogrados
no recuerdan ya su infancia ni remembran su alegría
solo un dejo de tristeza los aúna al infinito
pues han sido madurados por la fuerza y por el mal.

Nuestros niños invisibles
nos esperan con paciencia y con santa diligencia
pues presienten que al rescate prontamente llegarán
las sonrisas, los abrazos, y las lágrimas de mar
sus manitos pequeñitas nuestras manos tomarán
y sus lágrimas de ausencia con bullicio sonreirán
por la sana algarabía de volverlos a encontrar
y el pasado borraremos y no habrá más tratas sucias
ni esclavistas desalmados en sus noches sin piedad.

Nuestros niños invisibles
quienes cantan todo el tiempo la canción que se aprendieron
en sus sueños de nostalgia y en los brazos de mamá:

"Por qué perder las esperanzas de volverte a ver
no es más que un hasta luego, no es más que un breve adiós
muy pronto volveremos a jugar juntos los dos"

Y entre risas y sonatas ya disuelta la crueldad
nuestros niños invisibles sus canciones cantarán

P.D.: Recordemos que la maldad solo triunfa cuando la bondad calla, y recordemos también las palabras del Mesías: "todo lo que le hagan a estos pequeñitos me lo estarán haciendo a mi" Amén



miércoles, 26 de enero de 2011

Flores de Vinilo



Las flores de vinilo con las brisas
ondean sus caléndulas nocturnas
blasonan herramientas taciturnas
y cubren sus desechos con sonrisas.

Si tiembla este silencio de ultratumba
podré tal vez oler sus clorofilas
podré tal vez sentir sus mustios tallos
mordiendo nuevamente el tierno labio
de un sueño que no vuelve ni regresa.

Macetas sin la tierra que las nutra,
semejan a mis huestes desarmadas,
amurallado y vil el cielo inerme
petrificado está; nada se mueve
nada de nada y nada; ni las nubes
que enfilan sus miradas luminosas
buscando electrizar mi mano yerta.

Los pétalos ahuyentan a la vida
con plástico respiro inesperado
su tenue ventilar inusitado
expresa  muy fielmente mi pasado;
pasado que es fantasma y es espectro
de trozos de neuronas condenadas
que plañen sus hormonas y endorfinas
cual fueran las banderas de victorias;
si todo lo que quedan ¡son derrotas!
volando como buitres sobre dunas
que cubren las espadas corroídas,
las dagas, los cañones derruidos,
las aves que no vuelan hace siglos,
los fósiles callados del olvido
y el sueño concubino del desnudo
perdido y extraviado en los arcanos
de un cuento fabulesco y oprimido.

Las flores de vinilo en mis balcones
remembran las antiguas tradiciones
que mueren en desuso por traiciones
de nuevos y modernos corazones.

Lo sé, ya lo entendí voy en bajada
y mi época de oro ya pasó
pero es que el corazón este travieso
no siente que se ha vuelto tan añejo
y créese valiente quinceañero
en busca de aventuras y consuelo
y vida, nueva vida, vida plena…

martes, 25 de enero de 2011

El dístico de la promesa



Un dístico me obsesiona
de los pies a la cabeza:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

¿Quién traería estos versos
a mi memoria incompleta?
¿De dónde venían las voces
que evocaban al poeta?

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Tendré que buscar certeza
en esta tremenda angustia
avigorar todos mis pasos
y refrescarme el alma mustia.

Preguntaré a los vecinos
el significado ignaro
del dístico escurridizo
parco, etéreo, vago, avaro:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Si nada pueden decirme
de este dilema inquietante
recurriré a las iglesias
cual vagabundo viandante..

Entre la hostia y sermón
preguntaré a sacerdotes
acerca de los azotes
de la Santa Inquisición.

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Si nada pueden decirme
si nada saben contarme
entre los himnos y hosanas
colgaré todas las ganas
de preguntar algo más.

Preguntaré a los veleros,
galeones y bergantines
y alcanzaré los confines
de nuestra lujosa Tierra.

Detendré la triste guerra
y el horizonte sereno
disolverá el veneno
que sembraran las querellas
y hasta al cielo y sus estrellas
ascenderé como un manto
derritiéndole el amianto
a crisoles venideros;
y ya no serán postreros
los lamentos que me aquejan
y me cantan y aconsejan:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Quién podrá darle respuesta
a tanto dolor reprimido
me quedaré tan dormido
-con dos parches en mis ojos-
que recogiéndome de hinojos
tomaré una larga siesta
disolviendo los abrojos
que causara la propuesta:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Y en mis sueños resabiados
hallaré sabias personas
-¿hechiceros y santonas?-
que darán por terminados
los problemas que me causa
-sin darme ni paz ni pausa-
este dístico pasado
¿de un recuerdo enamorado?:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

lunes, 1 de noviembre de 2010

Esclavo de tu Ausencia



Esclavo de tus ansias
esclavo de tu ritmo
esclavo del reloj
que te gime en el pecho
esclavo soy de tus paisajes
de tus hondas cascadas
de tus mundos submarinos
de tus simas estelares
Esclavo soy de tus jardines
aromados de jazmines
y curtidos de amapolas
y hasta el bellaco tabaco
se enseñorea entre tus dedos
luciendo cual joya diamantina
incrustada con rubíes

Un buen fin tu me auguras
pero linda,
¿cuál buen fin puedo esperar
si soy presa de tu ausencia?

sábado, 9 de octubre de 2010

Morir naciendo


Es ilusión todo lo que vivimos
es tan solo la sombra de un momento
es solo sueño burla y aspaviento
porque empezamos a morir cuando nacimos.

Hacia la bruma ya nos dirigimos
con paso lento y sostenido y lento
cargando a cuestas; cual bulto, el lamento
de que empezamos a morir cuando nacimos.

La vida sigue su senda entre arrimos
hacia el sereno y cándido y friolento
minuto exacto del último aliento
y es que empezamos a morir cuando nacimos.

Alguna vez confiados nos sentimos
cuando brilla esperanza en nuestra vida
y sabemos lejana la partida
y es que gozando de una paz febrida
y de un hermoso y tierno firmamento
nos olvidamos del locuaz tormento
de estar muriendo desde que nacimos